viernes, 20 de diciembre de 2013

Siempre miro de nuevo esa desfachatez con que ignorabas
el punto inútil,
la coma innecesaria..

Y aunque nunca llegue a tu definición,
traviesa de imprecisa,
eh, Mario,
yo quería esa desfachatez de punto y coma.
La mujer, que exhibe sus rulos de salón,
sus joyas de casual
feria de esquina,
mira sin ver el río,
como si no supiera del tiempo brusco,
de como se diluyen sus momentos en la eternidad.


viernes, 6 de diciembre de 2013

Eh, padre.. ¿Ya nos dejas?
Esta bien, ya era hora.

Aunque, a decir verdad, tal vez necesitemos
de tu paciencia.

Apenas comenzamos.

Ay, padre!
¿Ya nos dejas?


lunes, 2 de diciembre de 2013

A veces quisiera no tener que aburrirme,
a veces no quisiera no tener que mirarlos.
Hay veces en las cuales quisiera estar tranquilo
y que pase el verano, lejano como un pájaro;
aquel al que ignoramos cuando vuela.

Ay.. Soy como el caballo que se cansa
y tira un poco menos de la rueda.
Ay.. Tengo vieja el alma
y apenas me comienzan las promesas.

Me falta la mínima alegría, ese optimismo
estúpido y sincero arranque en rebeldía
que sirve a los exploradores de Utopía.

No se.. Tal vez deba dormir por hoy,
y reintegrarme mañana al cotidiano,
pacifico y voraz
verano que se acerca..